sábado, 15 de diciembre de 2007

Alberto Oviedo


Alberto Oviedo tiene una de la voces más hermosas de este país, es de los cantantes de folkore, que uno siente placer al escucharlo." (Mercedes Sosa)

"Su voz arranca de lo más hondo de su increíble humildad para volverse torrente de magias capaz de hacer temblar los sentimientos mas dormidos... entre las personas que cantan... , acercate sin miedo." (Horacio Guarany)

"La necesidad de cantar estuvo siempre en mí, por eso es que busqué saber cómo hacerlo, no como perfeccionamiento, porque cuando uno es chico lo que busca es hacer... cantar simplemente todo lo que te pidan, cosa que te ayuda a sentar bases para definir luego técnica y estilo.

Primero desde la vocación y luego como una herencia, me fui acercando a una rueda de amigos (donde nunca falta una guitarra), y en un segundo paso, llevando a cuestas mis pocos años y toda la necesidad de dar mi canto, me animé a pedirle al conductor de un evento que se desarrollaba en Mercedes, que me dejara subir, que quería cantar... No sé, me habrá visto con tanta decisión, que me dejó subir. Transformado –allí en el escenario- puse todo de mí: piel, voz, fuerza y ganas, muchísimas ganas de cantar."

Así comenzó, doce discos editados, se relaciona con la ópera, el rock y la zarzuela, y desde su primer disco de vinilo donde graba el famoso tema de Milikota "Jazmín de Luna", no para de trasmitir, es un elegido que canta lo que siente...

Discografía
Parnaso Record fue el sello que editó su primer trabajo, cuando tenía apenas 15 años.

Luego se unió a “Los Gauchos de Güemes", con quienes grabó tres LP en RCA Victor, recorriendo la Argentina y países limítrofes.
- El éxito obtenido le dio la posibilidad de gestar su primer disco como solista (1988): “Alberto Oviedo: Folklorista”.

La idea del sello editor, Music Hall, fue hacer de este trabajo una especie de carta de presentación (de allí el título), donde pudo reflejar con las canciones elegidas, su actitud de siempre de darle a sus raíces -el folklore- el aire renovador que surge como una necesidad; por esto, el acompañamiento de la Orquesta Juvenil del Teatro Colón, integrantes de la Camerata Bariloche y músicos de la talla de Daniel Vinelli y otros renombrados de su jerarquía.
Apoyado por el público y el periodismo especializado, Music Hall, lanzó el siguiente trabajo: “Raíces y Alas”, que contiene, entre otras, la zamba “Jazmín de Luna”. “Raíces y Alas” marcó una etapa en el folklore sirviendo de proyección para el cancionero popular actual. Fueron muchos los artistas que eligieron, luego de este trabajo, temas para sus repertorios. Este disco, designado por el COMFER, participó en el rubro “El mejor entre los mejores” del IV Festival de Programas Musicales de Radio, que se realizó en la ciudad de Shangai, siendo el ganador del mismo, compitiendo entre 50 países de todo el mundo.
Luego, “Continental” (1993), fue nominado para los Premios ACE en el rubro “Solista Folklórico”. En él quiso rescatar ritmos, sentires de todo el Continente, porque considera que la música es unificadora desde el amor por las propias raíces.
En 1995 Sony Music, edita ”Corazón en Llamas”, que contó con los arreglos de Gabriel Senanes, reconocido periodista y compositor argentino.

En “Camino al Amor” (1996), incluyó temas muy bellos de Daniel Toro.

En agosto de 1997 realizó una gira por Australia, junto con Horacio Guarany y Eduardo Falú, en las ciudades de Canberra, Sydney y Melbourne. Esta tournée, que le ha dado grandes satisfacciones, generó varios proyectos posteriores.
- En la temporada ’98-’99 grabó ”Hachazos”, disco con arreglos de Juanjo Domínguez y la participación de Horacio Guarany. Esta nueva entrega tuvo gran repercusión no sólo en el país, sino sobre todo en Chile y en otros países latinoamericanos.
Finalmente, su álbum número doce: “Para que tú me quieras”.